www.marthaluciaorozco.com

2021, el año en que más se ha comprado vivienda en Colombia

Diciembre 22 de 2021

ALEJANDRA ZAPATA QUINCHÍA | PUBLICADO EL COLOMBIANO, DEL 21 DE DICIEMBRE DE 2021

Se proyecta que este año termine con un máximo histórico de 239.000 viviendas vendidas.

Este año ha sido el mejor que para el sector vivienda en la historia de Colombia. Y es que con la recuperación de la economía, y con ello del poder adquisitivo, cada vez más personas materializaron el sueño de tener un techo propio.

Sin embargo, no se puede dejar a un lado que aunque se espera que este crecimiento en el sector sea sostenido en 2022, aún quedan retos en cuanto al alza en precios y disponibilidad de algunos materiales de construcción, así como incertidumbre sobre la continuidad de la Política Social de Vivienda con la llegada de un periodo electoral.

Un cierre positivo

Según le dijo el Ministerio de Vivienda a EL COLOMBIANO, el sector edificador actualmente presenta una recuperación histórica, que estuvo apalancada por los 200.000 subsidios anunciados por el Gobierno Nacional, de los cuales ya se han asignado 135.000 para Vivienda de Interés Social (VIS) y No VIS.

“Esta estrategia ha sido fundamental para reducir el stock de unidades de vivienda y disminuir la rotación de inventario en todos los segmentos de precio, lo que exhibe la confianza por parte de las familias colombianas para cumplir el sueño de ser propietarias de una vivienda. Esto ha permitido que 2021 ya haya roto el récord en ventas de vivienda que se alcanzó en 2020 (ese año se vendieron 184.260 viviendas)”, manifestó MinVivienda.

Y es que según Sandra Forero, presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), al contrario de muchos sectores de la economía, el panorama no fue oscuro para la vivienda en 2020. Esto, debido a que fue uno de los primeros sectores en reactivarse, gracias a que muchos colombianos optaron por la compra de vivienda como su principal inversión.

Así, con corte a noviembre de este año se han vendido 219.541 viviendas en el país, de las cuales 154.620 corresponden a unidades VIS y las restantes, 64.921 unidades, al segmento No VIS. Por esto, según MinVivienda, 2021 se convirtió en el año con el mayor número de ventas de la historia, logrando 47.000 ventas más que las realizadas en la prepandemia (2019). Este desempeño ha implicado a la fecha una movilización de negocios por $43,6 billones.

De acuerdo con Forero, al ritmo de la comercialización actual, se proyecta que el año termine con un máximo histórico de 239.000 viviendas vendidas, 7.000 unidades más de lo proyectado.

“Cerraremos 2021 como un año sin precedentes en el mercado de vivienda nueva en Colombia. Las ventas, en todos los segmentos, evidencian la confianza de los hogares en la inversión en vivienda”, anotó Forero.

Y agregó que con este desempeño comercial el equipo técnico del gremio está proyectando un crecimiento de 17,7% en el Producto Interno Bruto (PIB) del sector edificador para 2022, lo que significaría crecer 3,5 veces más que la economía en su conjunto.

¿Un crecimiento sostenido?

De acuerdo con MinVivienda, se espera que ese buen desempeño que ha tenido el sector sea sostenido para el próximo año. Por esto, la cartera proyecta que para 2022 se vendan más de 220.000 unidades, de las cuales el 70% será VIS. Esto implicaría una movilización de negocios por encima de los $45 billones; es decir, alrededor de $1,4 billones más que las ventas de este año.

Contrario a esta expectativa, Juan Manuel Álvarez, abogado especialista en derecho urbano, explicó que es muy probable que no se pueda sostener el crecimiento que presentó este año el sector.

“Este fue un muy buen año para la vivienda por dos factores: los subsidios entregados por el Gobierno Nacional y la baja de las tasas de interés, que hacía más fácil acceder a créditos para vivienda. Así que teniendo en cuenta la inflación que viene para 2022, el Banco de la República debe subir, casi que por obligación, las tasas de interés, tal como sucederá en Estados Unidos. Y esto va a repercutir en los créditos”, apuntó Álvarez.

Además, según el analista, los precios de los materiales para la construcción seguirían al alza en 2022. Y estos, al incidir en los costos de la vivienda, afectarían el poder adquisitivo de las personas.

Cabe recordar que para octubre de este año, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), los costos de construcción de vivienda aumentaron 7,53%, frente al mismo mes de 2020. En ese contexto, el precio del componente de hierros y aceros subió un 33,47%, siendo de nuevo el insumo de mayor incremento.

Esta situación no solo ha hecho que se disparen los precios de las propiedades –la vivienda nueva presentó un alza de 5,42% en el tercer trimestre de 2021, frente al mismo periodo de 2020–, sino que también se ponga en riesgo el inicio y ejecución de las obras para el próximo año.

¿Cómo le fue a Antioquia?

Antioquia fue uno de los departamentos que estuvo dentro del top 10 que definió Camacol sobre los mercados regionales con mayor valorización de la vivienda en el país (incremento del precio por metro cuadrado). Sin embargo, hubo departamentos con mejores desempeños como Quindío y Norte de Santander (Ver gráfico).

Según Federico Estrada, gerente de La Lonja de Medellín y Antioquia, entre enero y noviembre de este año, el negocio inmobiliario (compra y venta de todo tipo de inmuebles) en el Valle de Aburrá exhibió un fuerte crecimiento con respecto al año anterior, con un total de 57.084 negocios inmobiliarios por $21 billones, lo que implica un crecimiento del 31% en el número de ventas.

“Las ventas de vivienda nueva en el Valle de Aburrá, Oriente y Occidente cercano, muestran una fuerte expansión entre enero y noviembre de este año, con un crecimiento superior al 57%, representando más de 26.000 unidades vendidas por valor de $8.4 billones. Definitivamente, el sector ha tenido muy buenos resultados; ser una buena alternativa de inversión y las ayudas y subsidios del Gobierno han llevado a las cifras récord que tenemos”, indicó Estrada.

Los desafíos

Entre los principales retos que enfrenta el sector de cara al próximo año está la llegada de un periodo electoral y la tendencia alcista de los costos para la construcción.

“2022 será un año electoral, por lo que uno de los riesgos que vemos es la continuidad de la política de vivienda. Así que tendremos que hacer un esfuerzo para que en el debate electoral logremos llevarle a los candidatos las propuestas que tenemos”, apuntó Forero.

Otro de los grandes desafíos que ve la líder gremial es que sigue existiendo una gran presión en cuanto a los costos de construcción y el suministro efectivo de los insumos. “Tenemos un reto, y es algo que desde Camacol consideramos que sí requiere de decisiones de política pública y de comercio exterior con miras a garantizar la ejecutar los proyectos de construcción de edificaciones”, enfatizó Forero.


Martha Lucia Orozco H
Martha Lucia Orozco H Whatsapp
Hoy
Hola, buen día. Cómo puedo ayudarle el día de hoy?

 

©2022 marthaluciaorozco.com, todos los derechos reservados.
Powered by: wasi.co