www.marthaluciaorozco.com

“En 2023 se frenará la venta de viviendas”

Junio 29 de 2023

Economía, El Colombiano Junio 2023. 

La inflación y las altas tasas de interés afectarán negativamente el mercado de vivienda en el 2023, ya que la revaluación de los créditos hipotecarios por parte de los bancos derivará en desembolsos hasta en un 50% menos al valor inicialmente solicitado.

La afirmación es de Felipe Echeverri, presidente de Constructora Capital Medellín, quien en diálogo con EL COLOMBIANO explicó las razones del decrecimiento en el número de unidades habitacionales que se venderán el próximo año, y que caería 20% con respecto al 2022.

¿Cómo proyectan el desarrollo del negocio para el 2023?

“Los presupuestos que estamos preparando para el 2023 son a la baja en el número de unidades a vender. Hay que ser coherente con la realidad, ya que será un país que va a ir más lento a nivel económico, con una carga tributaria alta, y un mundo con inflación y altas tasas de interés. También reenfocamos los lanzamientos de los proyectos habitacionales hacia los de viviendas de interés social. Vemos que las familias colombianas seguirán adquiriendo casas o apartamentos de interés social mientras existan los subsidios que ofrecen las cajas de compensación y el Gobierno, y que pesan entre un 30% y un 50% en el valor de la vivienda”.

¿Cuántas unidades proyectan vender en 2023?

“Cerraremos el año con 9.500 unidades vendidas, y para 2023 la proyección son aproximadamente 8.000. En Medellín se bajará de 3.000 a 2.500 viviendas. Calculamos ventas con escrituración en el presente año por $600.000 millones. Y para el próximo, como apenas estamos ajustando los presupuestos no podemos tener unas cifras concretas. Pero el nivel de ventas con escrituración bajará, y estimamos una contracción del 20% en unidades”.

¿Cuál es el panorama del sector para 2023?

“La inflación y las altas tasas de interés afectarán negativamente el dinamismo del sector. Para las personas interesadas en adquirir vivienda, les representará menores montos de dinero en los créditos aprobados lo que llevará a que no puedan tener el cierre financiero con respecto al inmueble que compraron. Es decir, hogares que adquirieron una casa o un apartamento en el 2021 o 2022, y cuyas entregas están programadas para el 2023, los créditos que solicitaron al sector financiero entran nuevamente a estudio para su revalidación. Así, si inicialmente se le aprobaron $100 millones, el banco le informa que ahora son $60 millones”.

¿Y para las empresas constructoras?

“Con la revalidación de los créditos y cuyo monto aprobado se podría reducir hasta en un 50% llevaría a las familias a buscar más recursos propios y/o a las compañías constructoras a ampliar los plazos para extender ese cierre financiero para que los hogares puedan finiquitar la adquisición. La situación también llevaría a que los núcleos familiares opten por desistir del negocio. Esto último impactaría a las compañías constructoras del sector ya que los inmuebles que no se puedan vender entran a hacer parte de los inventarios, y toca llevarlos a procesos de reventa lo que al final afectará la caja de las empresas”.

¿Cómo analiza el mercado para la compra de vivienda?

“Para las personas que piensan comprar vivienda en 2023 la entrega se programaría para el 2026, y en ese año es probable que se presente un escenario totalmente distinto con respecto a las tasas de interés a nivel mundial y en Colombia, lo que no impactaría negativamente a una familia en su intención de adquirir una casa o apartamento. El promedio de entrega de un inmueble son tres años, tiempo en que las tasas de interés pueden presentar comportamientos distintos. También hay que entender que los créditos son a largo plazo, y los hogares adquieren sus viviendas con créditos a 15 o 20 años. Este lapso sirve para renegociar las deudas”.

¿Acabar los estratos socioeconómicos como los que propone el Gobierno, cómo alteraría el mercado de vivienda?

“Hay que estudiar con profundidad la propuesta. No debería impactar, ya que en nuestro caso las viviendas que tenemos en el mercado no están atadas a un estrato, ya que las unidades habitaciones de interés social se miden es en salarios mínimos porque se le otorgan alivios y subsidios. La estratificación no tiene que ver con una vivienda, sino con la tarifa de los servicios públicos. Acabar con la estratificación no debería tener un impacto negativo o positivo con la dinámica del mercado inmobiliario. Incluso el valor de la tierra para la edificación no tiene que ver con los estratos, sino que está en función de los Planes de Ordenamiento Territorial (POT)”

MARTHA LUCIA OROZCO HOYOS
MARTHA LUCIA OROZCO HOYOS Whatsapp
Hoy
Hola, buen día. Cómo puedo ayudarle el día de hoy?

 

©2024 marthaluciaorozco.com, todos los derechos reservados.
Powered by: wasi.co